¿Qué tipo de cemento debo usar para construcción?

Es indudable que todo proyecto de construcción exige materiales de primera entregados por proveedores de calidad, y uno de los materiales más frecuentes en la industria son múltiples tipos de cemento.

Conocer todas las vertientes que puede tener el material es imperativo, pues cada una responde a diferentes necesidades de construcción. Asimismo, también es importante seleccionar profesionales de confianza como proveedores, para asegurar que el material sea en regla con entrega oportuna. 

Sigue leyendo para conocer todos los tipos de cemento que existen en la industria.

¿Qué tipos de cementos existen?

El cemento es de los materiales más comunes en el mundo de la construcción. Se trata de una mezcla de arcilla y caliza calcinadas y molidas que, una vez en contacto con agua y aditivos de yeso, se endurece. Su uso es frecuente en la ingeniería civil.

La mayoría de los cementos que verás a continuación son del tipo portland. Como dato histórico, el nombre es originario de Inglaterra en el siglo XIX, donde se bautizó así por su similitud a las rocas de la isla de Portland.

Es importante conocer la gran variedad de cemento que existe, pues no todas sirven los mismos propósitos. Diferentes obras tienen diferentes necesidades de construcción y cada tipo de cemento responde a requerimientos diferentes.

La información técnica del cemento se rige por las normas de calidad mexicanas. Esto significa que los tipos de cemento están normalizados por toda la república a través de códigos y estándares de calidad propuestos por la norma NMX-C-414-ONNCCE-1999.

Los tipos de cemento que existen son los siguientes:

  • Cemento Portland Ordinario (CPO)
  • Cemento Portland Compuesto (CPC)
  • Cemento Portland Puzolánico (CPP)
  • Cemento Portland con escoria granulada (CPEG)
  • Cemento Portland con humo de sílice (CPS)
  • Cemento para albañilería (mortero) 

Cemento Portland Ordinario (CPO)

El cemento Portland Ordinario es el tipo de cemento por excelencia. Sirve funciones de construcción en general, tales como muros, losas, pisos o pavimentos. Hasta banquetas o muebles pueden ser hechos de este cemento, así como productos prefabricados.

Cemento Portland Compuesto (CPC)

El Cemento Portland Compuesto es más resistente y durable que su primo Ordinario. Se puede usar para lograr prefabricados y concretos con mayor resistencia y durabilidad de lo normal. También es de notar su compatibilidad con materiales y aditivos de construcción frecuentes, así como lo es su peculiar resistencia química.

Cemento Portland Puzolánico (CPP)

El Cemento Portland Puzolánico está pensado para la construcción de suelo salinos. Esto significa que es el material óptimo para construcciones que se verán expuestas continuamente a materiales agresivos del medio ambiente, como lo son suelos expuestos al agua marina o cuyo contenido presente sulfatos o sales. Por eso mismo, son populares para obras subterráneas o en contacto con el mar.

Cemento Portland con escoria granulada (CPEG)

Este tipo de cemento incorpora escoria granulada a su composición. Estos son los residuos no metálicos que se resultan de minerales de fierro cuando son expuestos a un alto horno y posteriormente enfriados con agua o vapor. Existe también una versión diferente de este cemento que utiliza el código CEG.

Cemento Portland con humo de sílice (CPS)

Este tipo de cemento emplea humo de sílice como aditivo, un producto químicamente reactivo. Este material era originalmente un desecho químico contaminante que resultaba de la fabricación de silicio metálico. Originalmente se desechó, siendo una fuente considerable de contaminación, hasta que se vio su potencial como un versátil aditivo del cemento que mejora las propiedades del mismo, haciéndolo más permeable y durable.

Mortero (cemento para albañilería)

Aunque este se considera un tipo de cemento, sigue una norma diferente a la normal. Es estandarizado por la norma NMX-C-021-ONNCCE-2004. Sus propósitos son principalmente trabajos de albañilería como lo es el pegado de bloques y ladrillos.

¿Cómo identificar un tipo de cemento?

Con tantos tipos, es entendible la necesidad de categorizar para la identificación. En México los cementos son identificados por los códigos previamente mencionados, además de otros códigos para denotar otras características del cemento.

Los códigos están segmentados en diferentes partes:

  • Primero va el código del tipo de cemento. Por ejemplo, el Cemento Portland Compuesto es CPC.
  • Después se delimita la clase del cemento. Esta denota la resistencia. Siguiendo el ejemplo previo, un Cemento Portland Compuesto con resistencia de clase 30 se denota CPC 30.
  • Finalmente, se le agregan las características extra si es que las tiene. Un Cemento Portland Compuesto de clase 30 blanco con resistencia rápida se denota CPC 30R B.

La lista de características especiales con las que puede contar un cemento es la siguiente:

  • RS para resistencia a sulfatos
  • BRA para baja reactividad álcali-agregado
  • BCH para bajo calor de hidratación
  • B para color blanco
  • R para resistencia rápida en 3 días.

¿Cuál es el mejor para mi proyecto?

Ninguno, todos y varios. Toma en cuenta el tipo de obra que estás por construir y la infraestructura que requiere. El tipo de cemento a utilizar depende enteramente de las especificaciones del proyecto. Por eso, es importante escoger un proveedor profesional que pueda asesorarte en exactamente lo que necesita tu construcción y pueda ofrecer los materiales que necesitas.

¿Tienes alguna duda o comentario? Estamos en la mayor disposición de resolver.


One response to “¿Qué tipo de cemento debo usar para construcción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up
Abrir WhatsApp
¿Necesitas ayuda?
¿En qué podemos ayudarte?